top of page

AMAR LO QUE ES. La visión de Cristo. Por Rosa Riubo

Terminando el libro IV Sabiduría nos adentramos en la experiencia de la visión…


Estamos acostumbrados a pensar en las visualizaciones como visiones o imaginación de algo que queremos conseguir en un futuro o en recuerdos del pasado. Hoy aquí la propuesta es nueva, totalmente distinta, en esta práctica quiero que imagines una Realidad en Presente, que ya está ante ti, pero que no la ves con los ojos del cuerpo. Sin embargo, esa Realidad ya existe en la visión de Cristo. Y tú ahora eres el Cristo humanado, por ello esta realidad ya es visible para ti.


La practica la harás con los ojos cerrados, puesto que todavía no has experimentado la visión con los ojos abiertos.

Este es un paso importante: empezar a ver con la mente sin los ojos del cuerpo, cuando se produzca la visión con los ojos abiertos es algo que no depende de ti, pero que ya está determinado por Dios.


Tu visión empieza con tu voluntad de Unirte a la Visión de Cristo… Ahora.


Elige una persona de tu experiencia para realizar esta visualización, preferiblemente alguien anciano, enfermo o si conoces a alguien con una discapacidad.

Vamos a verlo con los ojos de Dios.


Amar lo que Es.


Toma una respiración profunda.

Cierra lo ojos.

Sigue respirando poniendo la atención en la entrada y salida del aire.

Deja que la respiración relaje el cuerpo y descansa tu mente de cualquier pensamiento que ahora pase por ella.

Respira, centra tu atención en tu centro, en tu corazón, en el corazón de la mente, en tu acceso a la Unidad, en el Cristo en ti.

Ese lugar dentro de ti donde sientes la Presencia del Amor, tu corazón o tu nuca, o tu pecho…. Donde sea que es tu acceso … céntrate en ese punto y descansa unos minutos en él…


Imagina ahora delante de ti a una persona que conoces, que tenga una discapacidad, o que esté enfermo, o que ya sea anciano… puede ser alguien que ya falleció, pero es mucho mejor alguien que esté en tu vida ahora.


Respira, imagínalo tal y como le recuerdas, como la ultima vez que lo viste.

Obsérvalo y pregúntate…. ¿Quién … Es?


Respira… siente…

¿Quién esta ahí?...

Descansa y deja que tu corazón responda…

Tu Alma sabe Quien Es Él.

Deja ahora que caigan los pensamientos, los recuerdos sobre la imagen que tienes de esa persona, deja que todo simplemente se deshaga en un gran NO SE…


No se lo que es ese recuerdo, esa forma, esa imagen que tengo de esa persona…

No se lo que es la enfermedad…

No se que es la vejez…

No se que es la discapacidad…


Respira, siente…


Deja que tu Alma te traiga la Visión…


Mira en su centro, en su corazón un punto de luz brillante…

Imagina ahora como la luz se hace grande en su pecho y su forma va siento llenada por esa luz… todo su cuerpo es luz … y lo traspasa, lo envuelve… lo transforma…


Mírale ahora… está sano, es joven, está completo, su rostro brilla, su forma está hermoseada, es bello, incluso mas bello que cuando lo fue en su forma humana joven… es pura forma de luz, completamente consciente, completamente sano, eterno… puro Amor en una forma hermoseada… si tenia una discapacidad… desapareció y te mostro un bello Ángel consciente, aunque nunca lo viste antes en su forma humanada, así es como siempre lo vio Dios, ese es su Ser Real.


Respira, descansa en esa visión y en la completa certeza que siempre fue así y siente en tu corazón que así es también como Dios te ve a Ti, en tu forma hermoseada, eterna y consciente …


Siente la Gratitud en tu corazón por tu hermano, con Él viste al Cristo en Ti.

Dile Te Amo, me Amas, Somos Amor.


Descansa en silencio recibiendo la Gracia de esta visión.



Rosa Riubo

Peregrina de la Paz









22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page