Capítulo 1.30 - Un nuevo pentecostés

Actualizado: 18 de may de 2021

Hijo de la luz. Escucha lo que he venido a decirte desde el cielo de tu ser santo, donde todo lo bello, lo perfecto, lo divino vive por siempre en la gloria del amor perfecto.


Estas palabras descienden de lo alto. Fluyen hacia ti desde la morada santa de Cristo. Allí donde la luz nunca se apaga, y la belleza se extiende a todo sin fin. Ellas han estado esperando en el tiempo - hasta este momento perfecto - para que sean recibidas, aceptadas y encarnadas con un nuevo entendimiento. Al ser recibidas por ti, iluminan todo el Universo. Permiten que la creación sea abrazada por la hermosura de la verdad. Y que su poder transforme todo en más alegría, más luz, más belleza. En fin, en más amor santo.


Deja a un lado tus interpretaciones. Haz un espacio vacío en tu mente, para que estas palabras - bajadas del cielo, como si se tratara de gotas de rocío matinal-, puedan penetrar dulcemente tu alma y hacerse unas contigo. Cierra las puertas y ventanas de los sentidos corporales, y la mente pensante. Deja al mundo afuera por un instante. Quédate en el silencio del corazón. Despójate de todo, y escucha cómo mi voz habla en favor de lo que eres.


En verdad te digo que lo que escucharás no es algo que procede de m