top of page

Eterna unidad del amor

Hijito del amor santo. Nacido de la Madre de todo lo creado. Y del Padre eterno. Aquí estoy. Siempre a tu lado y en ti. Te observo a cada instante de tu vida. No hay un solo palpitar de tu corazón que no tenga un eco en el mío, porque cada uno de sus latidos resuena y reverbera en el corazón de Dios, en cuyo centro existimos por siempre en la luz de la santidad. Quédate aquí, en la unión de lo humano y lo divino. Deja a un lado todos tus temores. Tus preocupaciones y tus ansias, sean las que sean. Por el tiempo en que transcurra este diálogo de amor y verdad, te pido que confíes plenamente en la misericordia divina. Deja tu vida en sus amorosas manos. Y despójate de todo, para estar plenamente presente en esta comunión.

¿Deseas ampliar la información?

Suscríbete a fundacionamorvivo.org para seguir leyendo esta entrada exclusiva.

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
Couldn’t Load Comments
It looks like there was a technical problem. Try reconnecting or refreshing the page.
bottom of page