Capítulo 6 - Vida eterna

Hijos míos,


No os aventuréis en ideas que no tienen sentido. Habéis sido dotados de razón. La verdad mora en vuestras mentes como regalo bendito del Padre. Si. Existe una verdad que es siempre verdad. Vosotros la conocéis. Podéis distinguir acerca de ella en vuestros corazones. Vuestras mentes solo se siente seguras en la verdad, y vuestras almas son felices solo en el amor puro.


No os dejéis seducir por ideas que carecen de sentido, intentando haceros creer que es verdad lo que nunca podrá serlo. Vosotros sois hijos de Dios. No podéis ser otra cosa, puesto que Él es vuestro creador. Habéis sido creados - y aún hoy seguís siendo sostenidos en la vida - por el amor que procede del Padre. El amor es vuestra fuente. Vuestra última realidad. Todo lo demás es pura ilusión.


Abandonad toda intriga. Dejad a un lado los pensamientos complejos que solo hacen que os confundáis más. La verdad es simple. El amor es puro. La santidad es eterna.


Aquellos que dicen que todo es relativo y por ende las ideas acerca del bien y del mal son simplemente constructos mentales que nada tienen que ver con la realidad, se equivocan. El bien exis